SOBRE MALA SPIRIT

Mala Spirit comienza con una búsqueda personal a través de los viajes de su creador Frank Beurskens. En uno de los viajes conoce a Soma Temple, fundadora de Aum Rudraksha Designs y se convierte en el representante de Aum Rudraksha en Europa.

Mala Spirit nace con la intención de difundir el amor en el mundo.

Los sagrados malas de Rudraksha, junto con las piedras semi preciosas, aportan energía pura y poderosa. Los collares mala y pulseras mala son elaborados de tal manera que resulten útiles para todos. Se pueden usar los malas para contar los mantras durante la meditación, como un símbolo de compasión, como un talismán, como apoyo energético o como una hermosa bio-joyería de comercio justo. 

Cuando los malas de Rudraksha llegan a la oficina en Bali y cuando continúan su viaje a Europa, son bendecidos por el dedicado personal de Aum Rudraksha. Cuando llegan a la oficina de Mala Spirit, se almacenan en un espacio enérgicamente limpio y se limpian regularmente con incienso y salvia. 

Mala Spirit apoya y ayuda a varios proyectos que contribuyen a un mundo en equilibrio, para la tierra y el hombre.

 
AUM RUDRAKSHA DESIGN 

Sri H.W.L. Poonja (PapaJi), el maestro espiritual de Soma Temple, le aconsejó que comenzara a buscar la fuente de la sagrada rudraksha para fabricar los malas más poderosos y difundirlos en el oeste. 

Desde ese entonces, Aum Rudraksha Designs ha trabajado durante más de 20 años creando malas y joyas auténticas de rudraksha en el mundo, mezclando piedras semi preciosas de la mejor calidad con la poderosa semilla de rudraksha, obteniendo como resultado collares mala y pulseras mala sanadores, espirituales y de gran belleza. 

Su joyería es de comercio justo, proporciona trabajo a muchas personas locales en Bali, los empleados no solo reciben un salario justo, sino que también comparten el 10% de las ganancias de Aum Rudraksha Designs. Todas las semillas de rudraksha con las que se trabaja son de cosecha sostenible y de producción ética. 

Todos los malas creados son purificados y fortalecidos a través de una ceremonia de bendición balinesa con los sumos sacerdotes de Bali.