Qué es el Ghee?

El Ghee es conocido como el Oro del Ayurveda. Es una excelente mantequilla clarificada, que al ser cocinada manualmente al fuego, se eliminan los hidratos de carbono (lactosa), las proteínas (caseína), el agua y las impurezas, consiguiendo como resultado una grasa versátil, nutritiva e imperecedera.

Ghee es una de las grasas más saludables para el cuerpo, ya que no contiene ácidos grasos trans, es elaborado con Mantequilla Orgánica y no eleva los niveles de colesterol.

El Ghee es uno de los ingredientes imprescindible de la cocina ayurvédica, debido a su uso universal. Puedes utilizarlo añadiéndolo a tus platos favoritos como purés, pastas, arroces; lo puedes usar para hornear y asar; lo puedes esparcir sobre tus tostadas. El agregar una cucharadita de Ghee a tus infusiones ayudará a que las propiedades de las hierbas sean mejor absorvidas por tu organismo. Es ideal para platos dulces y un verdadero descubrimiento para aquellos que disfrutan haciendo galletas, bizcochos, muffins y otros postres.

Es utilizado para el cuidado general del cuerpo, usado diariamente ayuda a mantener el bienestar. Según los antiguos textos ayurvédicos, el Ghee mejora el intelecto, estimula la longevidad, es afrodisíaco, protege al cuerpo de diversas enfermedades, mejora la absorción de nutrientes, promueve una buena digestión, alivia las quemaduras, etc.

Es una grasa saludable que ha sido preparada y utilizada por nuestros tatarabuelos, se consumió en buena parte de Europa y del mundo antes de que los aparatos de refrigeración entraran en existencia. Las mujeres de las aldeas cocinaban Ghee, lo almacenaban por un tiempo y luego se lo ofrecían como regalo a una futura madre, ya que le daría vigor y así tendría mejor leche para su hijo recién nacido. En el campo se utilizaba para tratar las articulaciones, la congelación, la piel seca, los culitos irritados de los bebés, labios agrietados, así como para la producción de cremas y como gotas oculares para mejorar la vista. En los puestos del mercado, era la comida más popular, una de la más caras, y la primera en ser vendida a primera hora de la mañana.

Al no necesitar refrigeración puede utilizarse perfectamente en largos viajes, o incluso haciendo senderismo. En el refrigerador o en el sótano puede almacenarse durante años. El Ayurveda afirma que un Ghee de 50 años puede curar la mayoría de los inconvenientes físicos y espirituales no deseados.

Su punto de humo, el punto en el que las moléculas comienzan a desintegrarse y se producen toxinas, es alto (250˚C), que está muy por encima de la temperatura de cocción habitual (180˚-200˚C), por lo tanto lo hace un aceite ideal para freir o cocinar a altas temperaturas, mucho mejor que la mayoría de los aceites vegetales que suelen tener un punto de humeo bajo, con excepción del aceite de coco.

El color amarillo dorado, su aroma agradable, su versatilidad y su exquisito sabor, hacen del Ghee un vehículo perfecto de las propiedades de los alimentos y nutrientes, manteniendo las funciones corporales óptimas.

Otros términos utilizados para el Ghee: gi, ghi, mantequilla clarificada, mantequilla refinada, oro culinario, oro del ayurveda, la comida o la terapia del rey, etc.


"El Ghee incrementa el intelecto, estimula la larga vida y
es un afrodisiaco que protege al cuerpo de numerosas enfermedades"
 

- BHAVAPRAKASHA -

Texto Ayurvédico del s.XVI